viernes, 29 de mayo de 2009

ESCRIBIDORES VIRTUALES Y VIRTUALES ESCRITORES

A Dani y VB que me incitaron a pensar en todo esto.

Esta es una respuesta que publico aparte pues me he detenido a reflexionar sobre más de un aspecto a partir de las respuestas de ambas que agradezco profundamente.

Empezaré por el problema de las publicaciones en Internet, tema harto hablado, criticado y tratado fuera del círculo de los “escritores virtuales” pero del cual no he oído mención por estos mares.

Creo profundamente en la literatura, tanto es así que he decido mi vida a partir de ella y no al revés, creo también que nada mejor puede hacer alguien que sentarse a leer o escribir (sé que también hay algunas otras cosas buenas), pero últimamente me ha agobiado un poco el grado al que ha llegado la “literatura” por estos lugares. Le llamo literatura, entre comillas, porque al fin y al cabo no tengo otra palabra para eso que hacen cientos, miles, millones de personas que cuelgan sus poemas, cuentos y todo lo que se le parezca.

Vayamos por partes, primeramente es exasperante la cantidad de poetas que hay nadando, ahogándose diría yo en estos mares. Es fácil, muy fácil si uno se pone a pensar por qué hay tantos “poetas”. Creo que es una cuestión de sencillez, de facilidad con la que uno puede rimar dos o tres versos y creer que escribió un poema. Ya el cuento tiene otras exigencias que no todo el mundo se anima a cumplir, aunque más de uno se atreve y el teatro ¿se preguntaron por qué nadie escribe obras u obritas de teatro y las cuelga en sus blogs o (no desconozco algunos buenos ejemplos, por supuesto), por qué es mucho menor la cantidad de dramaturgos que de poetas y narradores? Creo que la respuesta en sencilla: la mera dificultad que implica escribir una obra por pequeña y modesta que sea. Pregúntenle a cualquier escribidor (sí, dije escribidor) de internet cuántos poemas ha escrito y seguramente, si es humilde, dirá que alguno y luego pregúntenle cuántas obras de teatro ha intentado escribir y no se hará esperar la respuesta. Estoy de acuerdo, junto con algunos compañeros de generación, que un escritor debe ensayar de todo, debe practicar la escritura redactando todas las formas que conozca, así como el jugador de fútbol profesional ensaya jugadas y está listo para vestir la camiseta de arquero si lo debe hacer, así el escritor debe saber o haber intentado al menos muchas formas para que, cuando las necesite, no le parezcan lejanas o inadmisibles. Tengo entendido que quien pintó los frescos de la capilla Sixtina no era, en ese momento, experto en ese arte y sin embargo, supo, un poco forzado, cómo hacerlo puesto que lo había practicado; Miguel Ángel era escultor y sin embargo…

Otra cosa recuerdo y es la mención a la escritura o, al hecho de escribir mucho, como algo necesario. Claro que sí, y en esto no me contradigo, hay que hacerlo pero no hay que publicar todo lo que se escribe, hay que saber tamizar, separar el trigo de la paja y créanme hay mucha paja en internet. “Uno no llega a ser quien es por lo que escribe sino por lo que lee”, dice Borges, quién se cree mucho porque ha escrito mucho tal vez no sea nada. ¿Conocen ustedes a Juan Rulfo?, eso es un ejemplo. Así como “los espejos y la cópula son abominables porque multiplican el número de los hombres”, la invención de la imprenta (sic; mi mala memoria sin duda hará descender el nivel literario de esta otra cita de Borges) multiplicó hasta el vértigo libros innecesarios, así ahora internet lleva al más alto nivel tal multiplicación, ahora de hombres y de letras o de hombres que creen ser hombres de letras. Alguien podrá decirme que no tengo por qué leer lo que considero malo pero justamente para saber si es malo o no tengo que hacerlo y la pérdida de tiempo es mayúscula, claro que después que leo a tal o cual poeta virtual y no encuentro nada ya no volveré a su página.

Termino esto señalado que es posible, de hecho en mi página hay una lista de blogs que considero realmente buenos o con una chispa que puede ser fuego, pero es porque en ellos encuentro escritores que se preocupan por serlo y respetan su labor y se respetan a sí mismos no exponiéndose a las burlas de algún crítico incisivo (bastante falta nos hace), que, vagabundeando por la virtualidad, enseñe entre otras cosas a separar aquellas pajas de este trigo.

Continúa en el próximo artículo.

9 comentarios:

VB dijo...

Juank: Agradezco sus consejos, son muy bienvenidos.
Quiero aclararle que no me perturba su dureza es más no veo afectadas, ni siquiera tocadas mis letras por su espada de harakiri y concuerdo con usted que es importante perseguir la perfección.
Por otro lado me resulta extraño que sabiendo como funciona todo esto de publicar en Internet esté usted a la defensiva ante ciertos comentarios que recibe.
Yo soy muy abierta a recibir todo tipo de opiniones, al final la última palabra la dibuja mi pluma.
Le cuento hace unos días una docente de literatura me pidió mis poemas para publicarlos en una revista de arte que editan aquí en Salto y al acceder a su pedido pensé mucho en el hecho de que debía perfeccionarme (ya dejé de escribir sólo para mi), también ella me puso en contacto con escritores de aquí (algunos muy conocidos), que me incentivaron con sus buenos comentarios y consejos.
No le voy a negar que me sentí muy halagada al saber que mis letras eran bien recibidas, y que personas entendidas en literatura me dijeron que no escribo” cualquier cosa”, aunque tengo mucho por mejorar y aprender.
Parece que no empecé por mal camino, pero le confieso que me halagan mucho más los comentarios de aquellas personas que no son entendidas en literatura, ni han ido a un taller literario, que ni siquiera conozco y mis versos de alguna manera le llegan y me lo quieren hacer sabe, también la sinceridad de aquellas personas a las cuales mis letras no le trasmiten nada o simplemente no les gustan y también lo dicen.
¿Usted para quién escribe?, ¿qué tipo de opiniones está dispuesto a recibir?
Entiendo que defienda la narrativa es en el género en el que su pluma lo favorece y en el que se siente más cómodo y seguro.
Es cierto Juank “muchos dicen llamarse poetas”, pocos lo son.
Y también es cierto uno se debe jactar por lo que lee no por lo que escribe, el mismo Borges lo dijo.
Uno siempre está en un continuo aprendizaje y a mi edad me queda mucho camino por recorrer.
Estoy a sus órdenes
Gracias por su visita
VB
Pd: lo de las imágenes es un secreto je je

VB dijo...

Juank: no es necesario que se haga el harakiri para llegar a la perfección
jejje
saludos

Juank dijo...

mi muy estimada "Ve.Be"/ ni yo me atajo ni usted/ debe sentirse aludida/ mi crítica como espada/ a ti no te afectará/ y si, marchándome a veces,/ sin elogios me despida/ quien nació para poeta/ poeta será al final/ pero no olvide qué duro/ debe de ser el camino/ para que cuando usted llegue/ sepa bien cómo llegar/ Ni menosprecio su lira/ ni reservo fundamentos/ que tales o cuales versos/ solos se defenderán/ y si su pluma decide/ ser más ala que lápiz/ la suerte que yo no tengo/ a usted se la he de desear/ Cordialmente me despido/ y otra vez la felicito/ los versos que estén en papel/ otros sabores tendrán...

Juank dijo...

Sí, ya le iba a explicar que no había "espada de harakiri" sino que uno se hacía el harakiri, claro que yo recuerdo eso de cuando estuve en con los Samurais, je - je.

VB dijo...

Juank: Soy de las que no me halagan los elogios gratis y recibo muy gustosa todo tipo de opiniones y consejos y más de aquellas personas con experiencia como usted.
Tengo mucho que aprender y sé que el camino de letras es duro y la perfección no es fácil.
Simplemente ambos tenemos diferentes opiniones (bienvenido sea) con respecto a la crítica.
A mi no me molesta si otras personas que supuestamente escriben “cualquier cosa” reciben raudales de comentarios, bien por ellos, no siento que eso me afecte, ni me siento con derechos a juzgar sus letras o preocuparme por los aparentes “escribientes virtuales”… no sé, opino diferente.
El lector tiene la última palabra usted debería saber eso.
Estimadísimo Juank, gracias por sus aportes a mis versos.
A sus ordenes, espero mis comentarios sean un aporte y no lo contrario.
Saludos.
“Ve.Be” ¿?
PD: Lo de la espada fue una confusión je

Erato dijo...

Juank:noto más que otro sentimiento en esta nueva publicación,dolor,el dolor de aquel que ama lo que hace y siente cómo se bastardea el objeto de su amor.Quiero decirte que es un sentimiento muchas veces compartido y que me ha permitido tantas otras, pensarme a mi misma en mis cuestionamientos y enojos,¿tengo otro derecho más que el que yo me otorgo para juzgar con dureza o desprecio?¿cuál es el paradigma sobre el que me ubico?¿soy panfletaria?etc,etc...pero de todas formas me lo permito (lo de juzgar)porque soy humana y aprendí no a tolerar -que es una palabra que detesto por lo que implica-, si no a aceptar que otros disfruten sintíendo el placer que puede otorgar la palabra ,tal vez algún día dejen de ser escribidores y se transformen en poetas.Aunque el poeta verdadero siempre sienta que no logra dominar ni atrapar la palabra que exprese aquello que quiere expresar."vive,lucha,siente,porfía.....

Juank dijo...

Erato: no pensé, justo hoy que mi ánimo me observa por debajo de la alfombra, encontrarme semejante empatía (tampoco sabía que Erato era "Erata").
Debo admitir también que me equivoqué un poco, que me equivoco cada día al querer luchar contra molinos de viento, ahora digitales jejeje, pero a veces creo que no hay más remedio que hacerlo, algo así como espantarse las moscas cuando estas ya están molestando demasiado. Yo sí me siento con todo el derecho del mundo a juzgar lo que otros escriben y, esto es lo pero, dejan a nuestra consideración (paradojal cuestión) y si a alguien le molesta recuerde a Sor Juana "si no te agrada la pieza no desenvuelvas el fardo", así, más de una vez he cerrado para siempre algún libro que aún engrosa siniestro mi humilde biblioteca, ¿será necesario decir que la mayoría de estos son de poesía?
Erato, gracias, no por estar de acuerdo conmigo sino por dar luz en este atolladero. Yo quise abrir una discusión, pensar un problema, pero vio usted que pensar... (recuerde los le luthiers)
Un abrazo y nuevamente gracias, como podría haber dicho Tacca: faltaban voces en esta novela, jeje

sabinitus dijo...

Juank: Estoy muy de acuerdo con algo que dices, creo que sí es necesario leer lo que todos suelen llamar "malo", para distinguirlo, para saber si realmente es así. Porque como bien sabemos, muchas veces recomiendan abstenerse de tal o cual autor, juzgando como malas a sus obras; pero más tonto y acrítico el que repite ese concepto y opinión sin haberse arriesgado, sin haber siquiera leído un pequeño fragmento. Si hiciéramos eso antes de cualquier juicio, seguro nos llevaríamos sorpresas...como le pasa a muchos.
Bueno, en realidad creo que es más difícil ser poeta que narrador. Lo que pasa es que muchos de los que dicen serlo, en realidad se asemejan más a un payador que a un poeta, porque encontrar, mejor dicho construir versos con determinada rima no es crear poesía. Se requiere de más, no solo de unos versos sueltos unidos a la fuerza.
Te mando mis saludos, como siempre un gusto leerte. Sabés que puedo discutir sobre el tema por horas, cosa que no viene al caso ahora...espero al próximo capítulo. Hasta pronto.

Juank dijo...

Sabinitus: perdón de los perdones por la demora, he abandonado un poco el blog por razones más reales (verbigracia: corregir escritos). No puedo estar más de acuerdo con lo que dices pues es lo que postulo. Vos lo decís con una simplicidad que hace fácil entenderlo, a veces viene bien que un no literato aclare, como vos lo haces, lo que un barroco como yo ha enturbiado.
Cito: "..en realidad creo que es más difícil ser poeta que narrador. Lo que pasa es que muchos de los que dicen serlo, en realidad se asemejan más a un payador que a un poeta, porque encontrar, mejor dicho construir versos con determinada rima no es crear poesía. Se requiere más, no sólo de unos versos sueltos unidos a la fuerza."
Más claro...
Un abrazo y siempre es un gusto tener su opinión.